Los 6 mejores remedios CASEROS para las fisuras

Korean Beauty Korean Beauty - 👸 💋 Descubre todo sobre el ritual de belleza coreana y los mejores productos de cosmetica coreana del mercado

 

Hay algunas enfermedades que nunca nos gustaría sufrir, debido a su dolor y a la zona en la que se producen. Las hemorroides y las fisuras anales son algunas de esas enfermedades.

Se trata de problemas en la zona del ano que pueden deberse a distintas causas y que, debido a su ubicación, pueden tardar mucho tiempo en curarse. Hay que tener especial cuidado con el tratado de estas heridas, y es que en los casos más graves puede requerirse una intervención quirúrgica para poder sanar de forma total la herida.

Qué son las fisuras



Una fisura anal no es más que una ruptura en la mucosa del ano. Debido a ello se puede notar un dolor intenso al hacer deposiciones, junto con ardor y un posible sangrado. A pesar de que es común confundirlas con las hemorroides, las fisuras tienen causas distintas y su tratado varía con respecto a las hemorroides.

Se trata de un problema difícil de resolver debido a que la presión del esfínter evita que se pueda curar el desgarro en el ano. Debido a esto, la solución que ofrecen los médicos es utilizar una pomada y prepararse para pasar por el quirófano.

Los 6 mejores remedios naturales para las fisuras



Se puede apoyar el tratamiento médico con distintos remedios para las fisuras anales. Estos remedios naturales ayudan al cuerpo a fortalecer los vasos sanguíneos, apoyando la cicatrización y recuperación de la mucosa y solventando el problema.

Acude a tu médico para asegurarte que se trata de una fisura anal. Es importante ser diagnosticado para poder tratar correctamente este problema. Tu médico te indicará el mejor tratamiento y si es necesaria una operación para curar la herida.

Estos remedios te ayudarán en el proceso, pero no son métodos infalibles. Se trata de un buen apoyo para el tratamiento que indique el doctor.

1. Baño de asiento con agua tibia



Según la Revista World Journal Surgery el baño de asiento es frecuentemente recomendado por los médicos para una variedad de trastornos anales, tiene como función relajar el esfínter y calmar el dolor, esto debe ir acompañado del tratamiento que le recete su medico de confianza para que pueda haber mejoría clínica satisfactoria.

Para utilizar este método debes seguir estos pasos:



  1. Llenar una tina con 8 a 10cm de agua.


  2. Establece la temperatura del agua, es importante aclarar que debe ser tibia no muy caliente.


  3. Sumergir toda la parte afectada por al menos 30 min, por lo mínimo 4 veces al día. (1)


2. Agua



Sin duda la forma más sencilla de ayudar a hacer frente a este problema. Según estudios de investigación es importante mantener el cuerpo hidratado, para que las deposiciones no sean secas y duras y empeoren el problema.

A pesar de que el agua no lubrica el intestino como lo hacen otras sustancias, ayudará a que el estado del desgarro no empeore.

El agua ha de tomarse en grandes cantidades diarias. Los 2 litros recomendados de agua por día podrán ayudarte con tu problema. Pero esta cantidad ha de ser en agua sola.

Evita los tés y cafés, que pueden afectar negativamente a la cicatrización de la herida. (2)

3. Aloe vera



Existen muchas plantas con grandes propiedades curativas, pero el aloe vera según la revista Biomed Res Int es la que cuenta con el mayor poder cicatrizante. Sus hojas poseen un gel que ayuda a cicatrizar cualquier herida del cuerpo, pero hay que tener cuidado a la hora de utilizarla en zonas sensibles.

En el caso de las fisuras que se quieran tratar con esta planta, sólo hay que hacerlo en heridas que se encuentren fuera del recto, es decir, las fisuras anales externas. En caso contrario podría irritarse la herida y empeorar su situación. (3)

4. Limpiar la herida



Según estudios del departamentos de Cirugía Plástica en India, lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de combatir las fisuras, y cualquier otra herida, es que hay que cuidarla bien. Siempre se ha de limpiar la herida en profundidad. De esta forma se evita cualquier clase de infección y también se evitar que se vuelva un mayor problema.

Puedes limpiar la herida con toallitas húmedas de bebé, que son suaves y están pensadas para las zonas más sensibles del cuerpo. (4)

5. Cambia el papel por el bidé



El papel higiénico es uno de los principales enemigos de las heridas en el recto. A pesar de que se utiliza para limpiar, es capaz de irritar y empeorar el estado de la herida, especialmente cuando se trata de una herida externa.

Según fuentes hay que cambiar el papel higiénico por el bidé o en su defecto bañarse en cada deposición. Te ayudará a limpiar de forma efectiva la zona y no tendrás que preocuparte de que el desgarro empeore. (5)

6. Realiza ejercicio



Hacer ejercicio físico según la revista Plos One ayuda a regular el tránsito intestinal y mejora la circulación de la sangre, facilitando el tratamiento de la herida.

Tan solo 30 minutos de ejercicio ligero pueden ayudarte a regular el tránsito intestinal. (6)

Causas de las fisuras



Pueden ser diversas las causas de las fisuras anales. Cualquier traumatismo que afecte a la mucosa anal puede propiciar la aparición de una fisura, desgarrando la mucosa y produciendo un gran malestar.

  • Heces muy sólidas: Se trata de una de las causas comunes para la aparición de este problema. Cuando se está deshidratado y las deposiciones son muy sólidas pueden disponer a la mucosa anal a un traumatismo generando la herida.


  • Diarrea irritante: No sólo las deposiciones sólidas pueden ser un problema, también lo llegan a ser aquellas líquidas e irritantes en forma de diearrea. Son capaces de afectar a la mucosa generando este problema en el recto.


  • Estreñimiento: Una mala lubricación del canal y el esfuerzo requerido de forma prolongada en períodos de estreñimiento puede afectar a la mucosa y generar una fisura.


  • Enfermedades: Además de por problemas digestivos, un desgarro en la mucosa puede deberse a una enfermedad en el aparato digestivo. Las enfermedades inflamatorias del intestino y la tuberculosis intestinal son algunas de las más comunes.


Síntomas de las fisuras



Un problema en la mucosa anal como una fisura muestra unos síntomas que pueden afectar seriamente al paciente, tanto físicamente como en su estado anímico.

  • Dolor: Se trata del síntoma más característico. Este dolor se nota al momento de realizar las deposiciones y momentos después de haber defecado. Sin embargo, en los casos más graves el dolor puede extenderse durante horas, notando calor o quemazón cuando el dolor remite.


  • Esfínter contracturado: Debido a que hay un problema en el recto, el esfínter se contractura para intentar solventarlo, lo que produce un mayor estreñimiento y dificulta que el cuerpo pueda curar la herida por sí mismo.


  • Sangrado: Otro de los síntomas de las fisuras es el sangrado. Éste se debe al roce que se produce cuando las heces pasan por la zona de la mucosa dañada. Suele producirse en pequeñas cantidades y tiene un color intenso.


Cómo evitar y prevenir las fisuras



Prevenir las fisuras puede ser una tarea realmente sencilla. Para hacerlo hay que centrarse en mejorar la circulación sanguínea y el tránsito intestinal, además de permitir al cuerpo que se lubrique para realizar correctamente y sin dolor las deposiciones.

  • Modifica la dieta: Comer alimentos ricos en fibra para evitar el estreñimiento y mejorar el tránsito intestinal te permitirá ir más seguido al cuarto de baño y evitar heces potencialmente dañinas para el cuerpo.


  • Bebe mucho líquido: Mantener el cuerpo hidratado permitirá que el ano esté bien lubricado a la hora de realizar las deposiciones, además de que hará que éstas tengan una consistencia más blanda. De esta forma se elimina la posibilidad de afectar a la mucosa.


  • Limpiar la zona con materiales suaves: Siempre que se hayan hecho deposiciones hay que limpiar la zona correctamente, pero hay que hacerlo con materiales poco agresivos. Siempre el método menos agresivo es limpiar la zona con agua.


  • Realizar ejercicio: Evitar el sedentarismo es una de las mejores formas de evitar estos problemas. Regulando el tránsito intestinal podrás dejar de preocuparte por estos problemas.


Tratamiento para curar fisuras



Se pueden tratar las fisuras con distintas pomadas anti-inflamatorias y cicatrizantes. Existen muchas de estas pomadas específicas para un área tan delicada que se encargan de tratar estos problemas.

En casos donde la herida es tratable pero el dolor es fuerte el médico puede recetar píldoras que ayuden a atenuar el dolor que sufre el paciente.

En los casos más graves, cuando el cuerpo no puede curar la herida por sí mismo, y también es imposible hacerlo con la ayuda de las pomadas y los distintos remedios, es posible que el único método que pueda eliminar la fisura sea realizarse una cirugía.

El médico será el que, después de un diagnóstico del problema, y en ocasiones después de un periodo intentando eliminar la fisura a base de otros remedios caseros para las fisuras, inste a realizar una cirugía para eliminar definitivamente el desgarro.

A pesar de ser utilizada en los casos severos, la cirugía es el método más efectivo y rápido para solucionar este problema. Pero son muchos los pacientes que prefieren no pasar por el quirófano. En caso de querer evitar una operación, consulta con tu médico por posibles tratamientos alternativos.

Recursos bibliográficos del artículo





  1. Gupta PJ. Effects of warm water sitz bath on symptoms in post-anal sphincterotomy in chronic anal fissure–a randomized and controlled study. – PubMed – NCBI [Internet]. Ncbi.nlm.nih.gov. 2007 [cited 11 October 2018]. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17534541


  2. Gordana Bothe, Aljaz Coh, Annegret Auinger. Efficacy and safety of a natural mineral water rich in magnesium and sulphate for bowel function: a double-blind, randomized, placebo-controlled study [Internet]. NCBI. 2017 [cited 11 October 2018]. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5334415/


  3. Seyyed Abbas Hashemi, Seyyed Abdollah Madani, Saied Abediankenari. The Review on Properties of Aloe Vera in Healing of Cutaneous Wounds [Internet]. NCBI. 2015 [cited 11 October 2018]. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4452276/#


  4. Ramesh K. Sharma, Atul Parashar. The management of perineal wounds [Internet]. NCBI. 2012 [cited 11 October 2018]. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3495386/


  5. Antonio Arroyo, Elisa Montes, Teresa Calderón, Isabel Blesa, Manuela Elía, Gervasio Salgado et al. Tratamiento de la fisura anal: algoritmo de actuación. Documento de consenso de la Asociación Española de Coloproctología y la Sección de Coloproctología de la Asociación Española de Cirujanos [Internet]. ELSEVIER. 2018 [cited 11 October 2018]. Available from: https://www.elsevier.es/es-revista-cirugia-espanola-36-articulo-tratamiento-fisura-anal-algoritmo-actuacion–S0009739X18300629#aff0020


  6. Rong Huang, Sai-Yin Ho, Wing-Sze Lo, Tai-Hing Lam. Physical Activity and Constipation in Hong Kong Adolescents [Internet]. NCBI. 2014 [cited 11 October 2018]. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3938666/
Los 6 mejores remedios CASEROS para las fisuras

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20